Bienvenidos a la Prehistoria.

 

Paleolítico Vivo es una iniciativa privada dirigida por un equipo de biólogos, naturalistas y científicos cuyo objetivo principal es el fomento y la conservación de la naturaleza, las especies amenazadas y su equilibrio con el hombre, dentro de la defensa y estudio de los ecosistemas. Asimismo, analiza la relación existente entre el hombre, sus actividades pasadas, presentes y futuras y el medio natural en el que se desenvuelven y al que afectan.

 

En Paleolítico Vivo tendrás la oportunidad de vivir una experiencia concebida como una Inmersión Total en la Prehistoria, en la contemplación de los paisajes y su fauna, adentrándote en el día a día de los habitantes de la Prehistoria, realizando sus actividades y aprendiendo sus técnicas de caza y modos de vida.

 

La reserva está vinculada a un proyecto de reintroducción de bisontes europeos y caballos Przewalski, (caballos prehistóricos en peligro de extinción) en el entorno de Atapuerca (Burgos). Permite al visitante ver y conocer cómo eran algunos de los animales que vivieron en Europa hace 10.000 años en un entorno con una riqueza natural extraordinaria. También posibilita acercarnos a la Prehistoria, no sólo a través de sus fósiles o sus réplicas, sino además, directamente por medio de los protagonistas de aquellos ecosistemas del Paleolítico Superior.

 

En un safari en 4x4, 10.000 años después, se pueden observar las especies que compartían territorio con nuestros ancestros.

 

CONÓCENOS

 

Paleolítico vivo está formado por un equipo multidisciplinar de personas de diversas áreas relacionadas con la investigación, el turismo y la conservación, que además se nutre de una red de colaboradores a nivel internacional que engloba un amplio abanico de instituciones y colaboraciones. Entra en los enlaces y conoce quiénes estamos detrás de este proyecto.

 

 

¿Sabías que Atapuerca alberga fósiles de humanos de hace 1,2 millones de años?

 

Está considerada la cuna de la humanidad en Europa, y la segunda en antigüedad del mundo tras Olduvai en Tanzania, al menos por el momento.


En España y sur de Francia, el hombre del Paleolítico pintó en las cuevas a los animales con los que convivía, desde 40.000 a 5.000 años. Con la domesticación, empezó el período actual Neolítico, y consiguientemente, el declive de los grandes herbívoros salvajes. La nobleza, los pastores y los campesinos les cazaron hasta extinguirlos. Sólo en alguna zona remota algunas especies pudieron sobrevivir. Otros, extintos, mantienen sus genes identificables en algunas razas rústicas de ganado.


La inquietud por la prehistoria, por nuestros antepasados, genera una pasión compartida acerca de nuestra prehistoria, de su forma de vida y sus secretos. Lleva a millones de visitantes a acercarse cada año a sus santuarios (cuevas con pinturas rupestres, centros de interpretaciones, museos, exposiciones, yacimientos) para sentirse cerca de un periodo del hombre que encuentran atrayente y lleno de claves para nuestra propia sostenibilidad.


Paleolítico Vivo hace realidad esa sensación, como alternativa a todo lo existente en el mundo actualmente sobre prehistoria, que son experiencias pasivas, con la información fluyendo desde paneles o libros al sujeto. La prehistoria se transforma en una realidad activa, sintetizada en un proyecto de calidad y entregada a la sociedad en múltiples formatos no explorados hasta la fecha.

Aquel mundo fascinante y misterioso del paleolítico desapareció. Pero nosotros lo hemos rescatadopara ofrecerte una inmersión en la prehistoria, única en el mundo.